Las ovejas son las “arquitectas paisajistas” de muchos agro-ecosistemas, entre ellos la dehesa y la montaña palentina. La situación económica de la ganadería ovina es insatisfactoria, con una disminución drástica de la carga ganadera en muchas zonas que perjudica los servicios ambientales que prestan las ovejas, como la reducción del riesgo de incendios y de la erosión, y la producción de biodiversidad. Los oficios alrededor de la ganadería ovina son poco atractivos para la juventud, pero, a la vez, un porcentaje muy elevado de los jóvenes carece de cualquier tipo de formación profesional.

Partiendo de esas bases, la Fundación Monte Mediterráneo presenta su iniciativa en compañía de ganaderos interesados y representantes de las Consejerías de Agricultura y Pesca y de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Escuela de Pastores, CAAE, OVIPOR, CORDESUR, FAECA, Universidad de Córdoba, Alcaldía de Santa Olalla del Cala y socios de la zona norte en la montaña palentina para buscar fórmulas que hagan viable y rentable la ganadería ovina a través de la trashumancia, la creación de empleo, la formación y la aportación de datos científicos relevantes para el proceso.

Fuente: Fundación Monte Mediterráneo