La Fundación Doña María Fundomar ha celebrado su constitución con una serie de actos durante el mes de octubre, tales como la actuación de la Banda música militar antigua Soria 9, animación del Día del mayor, Exposición fotográfica del decenio, presentación del libro “Los árboles de mi barrio”, un concurso fotográfico y el acto central, con la actuación Virginia Labuat.

 Durante dichos actos se pudieron oir las ideas que trasmitió Doña María (fundadora), que se reprodujeron con las siguientes palabras en el discurso: “Y como siempre digo personas, como es el objeto fin de la fundación fundomar, atención a personas desde este centro fundomar bermejales y desde la sede de integración Doña María de bergantín, sea dicho su fin único de atender a la persona mayor y su entorno: que diríamos personas familiares, personas voluntarios, personas trabajadores, personas en formación, personas en riesgo de exclusión social, cultura para las personas, I+D+I para las personas , y todas alrededor del mayor , sin olvidar cada detalle como becarios, colaboradores, donantes de tiempo y económico, siendo cada uno una pieza de un todo, y “que nadie falte” todos son importantes, y como mensaje : ¿la pieza que falta eres tu?”

Y la triplete de ideas: la persona mayor en sí misma:“ Centro de todos nuestro esfuerzos, por que nos dieron la vida, la formación , la experiencia y somos quienes somos, aquí y ahora gracias a ellos y a los valores que nos trasmiten: familia, servico, voluntad, respeto, generosidad, solidaridad, sacrificio, amor, perdón, creencias, disciplina, espíritu de superación; la persona mayor activa- “Y a ellos les damos ahora Interacción y dinamismo : fórmula de vida activa y a la carta”; y la persona mayor en un centro especializado, “humano, vocacional, dinámico, abierto, intergeneracional”.

Finalmente la fundación agradeció a Virginia Labuat, que generosa y desinteresadamente animó el día y , transmitió, involucró y estimuló a los asistentes y residentes con su voz, recordándo a todos, que los mayores están con los cinco sentidos mirando a la vida.

Fuente: Fundación Doña María Fundomar